Featured

Mi espacio desde la danza primaria 3º y 4º Arte y Cultura aprendo en casa miércoles 05 agosto 2020 s


Sesión de aprendizaje titulado: Mi espacio desde la danza del área de Arte y Cultura primaria 3º y 4º de aprendo en casa 05 de agosto del 2020 de la semana 18.

MI ESPACIO DESDE LA DANZA

COMPETENCIA: Crea proyectos desde los lenguajes artísticos.

ARTE Y CULTURA: 3.er y 4. ° grado

SEMANA 18

Nuestros espacios personales

ACTIVIDAD: MI ESPACIO DESDE LA DANZA

Tiempo recomendado: 2 horas

 

La danza es un arte del movimiento, una expresión del cuerpo en el espacio. Así como el pintor tiene un lienzo para pintar, el bailarín tiene "el espacio" como el lugar donde expresa su arte. Cuando bailamos en grupo, nos movemos en un espacio general que compartimos con los demás, al mismo tiempo que cada uno mantiene su propio espacio. El espacio personal es el que siempre está alrededor de nosotras / os, donde sea que nos movamos, incluso al estar quietas / os. Así como tu cuerpo es “tuyo”, el espacio que te rodea también lo es, y desde la danza podemos aprender a reconocerlo y cuidarlo. En esta actividad, explorarás las dimensiones que tiene tu espacio personal a través del juego y de la danza, con el fin de reconocer muchas posibilidades para crear y comunicar.

Queridas familias: Tomen en cuenta que no todas las niñas ni todos los niños aprenden de la misma manera y al mismo tiempo.

 

¿QUÉ APRENDEN LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS CON ESTA ACTIVIDAD?

• Explorar movimientos para reconocer el espacio circundante al cuerpo, con y sin desplazamiento, y la amplitud del gesto.

• Improvisan desde la danza, a partir de una estructura, para comprender cómo pueden comunicar una idea desde la noción de espacio.

• Explicar el proceso que han desarrollado para improvisar y hacer un registro creativo.

 

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD

 

¿Recuerdas que hace unas semanas hiciste tu guarida secreta? ¿Cómo era ese espacio ?, ¿era amplio o pequeño ?, ¿podías moverte con libertad en el interior? ¿Cómo te sentiste en ese espacio?

Ahora, observa la siguiente imagen:

 

Luego de observar la imagen, descríbela a partir de estas preguntas: ¿Qué hace la niña?, ¿cómo es su postura? ¿Te parece que su gesto expresa algo?, ¿qué será? ¿Qué sentimientos te hace evocar? Escribe en tu cuaderno 5 palabras que asocies a esta imagen.

 

Planifica:

Crea tu espacio especial para bailar, sobre la base de la imagen. Para ello, sigue estas pautas:

• Elige objetos pequeños que tengas a tu disposición, tales como piedritas, muñequitos, lápices de colores, palitos, entre otros.

• Dibuja en el piso una forma geométrica en la que entre tu cuerpo extendido y, en ella, organiza los objetos. Para comprobar si el tamaño es suficiente, échate sobre ella.

• Realiza los ajustes necesarios a la figura dibujada, para que te sientas cómoda/o al tener tu cuerpo extendido. Considera a este espacio como tu “territorio”. Conecta con tu creatividad para diseñarla en el piso, como si fuera “la frontera de un país o de un mundo”. Si deseas, incluye más objetos que sean significativos para ti. Esa forma en el piso representará, en la actividad de hoy, tu espacio personal. ¿Qué forma tiene?

 

Acerca del espacio personal en la danza

Es el espacio que siempre está alrededor de nosotras/os donde sea que nos movamos e incluso cuando estamos quietas/os. Lo puedes imaginar como una gran burbuja que te rodea. Cada danza tiene distintas maneras de plantear este uso del espacio.

 

Prepara tu cuerpo:

Ubícate fuera del espacio delimitado y enfoca tu atención con estos ejercicios:

• Camina y percibe la sensación de tus pies. Imagina que son blandos y flexibles. Camina tratando de no hacer ruido.

• Desplázate alrededor de tu espacio: primero, hacia un lado y, luego, hacia el otro. Acelera la marcha, poco a poco; prueba ir más rápido hasta correr. Cambia de dirección.

• Movilízate saltando. Prueba con dos tipos de saltos: acércate saltando hacia el centro del espacio y, luego, aléjate de la misma manera.

 

Explora:

• Pon la música de tu preferencia y ubícate en el centro de tu espacio. Prueba moverte sin despegar los pies del piso.

• Ponte cómoda o cómodo: puedes echarte, pararte, sentarte, recostarte, arrodillarte. Prueba distintas posiciones que te hagan sentir a gusto; varíalas cada 15 o 20 segundos.

• Elige una postura o posición y empieza a moverte. Trata de alcanzar los puntos más lejanos de tu espacio hasta donde puedas estirarte. Prueba moverte hacia adelante, hacia los lados, hacia arriba y hacia abajo. Imagina que tus brazos son flechas con las que debes alcanzar el otro extremo.

• Ahora, explora un movimiento opuesto al estiramiento. Recoge los brazos hacia ti, enróllate y encógete.

• Explora libremente el movimiento en el interior de tu espacio. Desplázate e imagina que ese espacio se llena de un color que te hace sentir bien: ¿Qué color es?

 

Recoge información de tu exploración:

Escribe o dibuja tus respuestas a partir de las siguientes preguntas:

• ¿Qué movimientos te han gustado más?

• ¿En qué posturas o posiciones te has sentido más cómoda o cómodo?

• Piensa en las dimensiones de tu espacio: ¿Sientes que es grande o pequeño? Compara su tamaño con el de otro elemento: “es tan grande como…”, “es tan pequeño como…”.

• ¿Cómo te has sentido durante la exploración? Describe tus emociones y sensaciones.

 

La improvisación en la danza

La improvisación en la danza es una forma de creación. Al improvisar sola o solo, exploras en el espacio a partir de alguna estructura o meta que te propongas. Al improvisar entre dos o más personas, acuerdan una estructura y se organizan para bailar. Es similar a las reglas de un juego: definen el uso del espacio, el tiempo, la energía y las relaciones entre las personas, los objetos y la música.

 

Improvisa:

Combina en un baile todo lo que has explorado hoy. Empieza con una improvisación individual. Con este fin, toma en cuenta lo siguiente:

 

• Música:

Elige una música que te guste.

 

• Duración:

La improvisación debe durar lo mismo que la música elegida.

 

• Punto de partida:

Lee las 5 palabras que asociaste a la imagen de inicio de la sesión. Al lado de ellas, escribe otras que asocies a tu espacio personal que has explorado. Te servirán para orientar el sentido de tus movimientos.

 

• Lugar de la improvisación:

El lugar es el espacio de la figura geométrica que diseñaste en el piso, el espacio alrededor y fuera de él (puede ser toda tu casa).

 

• Estructura:

Empieza por movimientos dentro de tu espacio delimitado. Luego, alterna con otros fuera del espacio (el espacio general). Parte de acciones que te agradan y que puedes “traducir en danza”. Por ejemplo, si te gusta pintar, puedes bailar haciendo “pinceladas” en el aire, descansar y echarte para hacer pequeños movimientos, tener algún objeto con el que quieras bailar. Luego de varios movimientos, sal del espacio delimitado y desplázate por todos lados y alrededor de él. Finalmente, regresa a él.

 

• Inicio y fin:

Define una posición y un lugar en el espacio tanto para empezar como para terminar.

Comparte tu danza y regístrala

Invita a un familiar para que vea lo que has creado y sea una espectadora o un espectador de tu improvisación.

 

Una vez que termines de bailar, explícale todo lo que hiciste hoy y en qué consiste una improvisación de danza, a partir de estas preguntas:

• ¿Has notado como espectadora o espectador que mi danza contaba algo?

• ¿Percibiste diferencias en los espacios? Detalla la estructura que seguiste y las ideas con las que trabajaste sobre la base de las palabras que asociaste. Elabora un registro de tu experiencia durante la ejecución de tu improvisación y del momento en que la compartiste. Combina la escritura de ideas con palabras sueltas y dibujos que expresen tu experiencia. Guarda tus registros en tu portafolio.

 

Evalúa tu trabajo y reflexiona:

• Describe tu espacio personal desde la danza.

• ¿Qué emociones, ideas o recuerdos puedes relacionar con el espacio general y el espacio personal que has explorado hoy? ¿Lograste expresarlos en tu danza?

• ¿Cuáles han sido las reglas de juego para participar en esta improvisación? ¿Qué te gustaría integrar a esta experiencia para poder expresar otros sentimientos o ideas?

 

ORIENTACIONES DIRIGIDAS A LAS FAMILIAS PARA EL APOYO EDUCATIVO DE LAS ESTUDIANTES Y LOS ESTUDIANTES CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

• El juego es una forma de reforzar el vínculo; por ello, sugerimos que para el caso de la niña o del niño con dislexia, disgrafía o con dificultad para escribir, realicen, antes o después de las actividades de aprendizaje, algún ejercicio a manera de juego. Por ejemplo, jueguen a relajar las manos: hagan pequeños círculos en las palmas muy despacio, empiecen desde el centro y extiéndanlos por toda la superficie. Inicien ustedes los masajes en las manos de su niña o niño y, luego, permitan que ella o él los haga en las suyas.

• En el caso de la niña o del niño con disgrafía, es importante estar atentos / os a su posición cuando escriba o dibuje. Por ello, sugerimos que la / lo ayuden a desarrollar un buen hábito postural. Por ejemplo, al escribir o dibujar sobre su espacio personal, es necesario que se encuentre correctamente sentado: espalda pegada al respaldo de la silla, el antebrazo sobre la mesa, el hombro relajado y los pies apoyados en el suelo (si estos no para el suelo, coloquen un banco para evitar que cuelguen).

310 Vistas